Los nuevos desafíos de Barack Obama

En su discurso de investidura, de unos 15 minutos de duración,  Obama reflexionó sobre algunos de los principales retos que marcarán su política durante los próximos cuatro años y que, en algunos de los casos, se convierten en todo un desafío pensando en la parte más conservadora de la sociedad americana.

Obama

 

Basándose en los valores de los padres fundadores de los Estados Unidos como la libertad y la igualdad, el presidente de los Estados Unidos ha hecho referencia al matrimonio homosexual defendiendo la igualdad de los gais ante la ley. Con esta mención,  Obama ha hecho historia al convertirse en el primer presidente de los Estados Unidos en mencionar a este colectivo en un discurso de investidura.

Barack Obama también tuvo palabras para los inmigrantes (en lo que se ha interpretado como un claro guiño hacia la comunidad hispana) que, inspirándose en el sueño americano, llegan al país con la intención de encontrar nuevas oportunidades y destacó su apoyo a la clase media sobre cuyos hombros debiera residir la prosperidad del país.

Además de comprometerse a abordar el problema del cambio climático como una obligación con las generaciones futuras,  Obama quiso recordar a la localidad de Newtown en la que el pasado 14 de diciembre fueron asesinados 20 niños y 6 adultos. Haciendo referencia a la protección y a la seguridad de todos los niños del país, el presidente rozó en su discurso uno de sus principales desafíos: endurecer el control de armas para controlar la violencia con armas de fuego.

Como era de esperar, el discurso no incorporó propuestas concretas sobre los principales retos de su mandato, ya que se reservarán  para su intervención anual sobre el Estado de la Unión ante el Congreso el próximo 12 de febrero.