MARCOS MAGAÑA. IN MEMORIAM

  •  51 años.
  • Licenciado en Ciencias de la Comunicación.
  • Trabajador incansable.
  • Hombre de familia, esposo, padre.
  • Seguidor del Atlético de Madrid
  • Hombre lúcido. Sabio en experiencias.
  • Vital. Divertido. Guasón.
  • Premiado por sus colegas.
  • Deportista.
  • Analista de fenómenos políticos y asesor de muchos políticos.

Para analizar algún fenómeno es imprescindible verlo desde distintas facetas. En el caso de Marcos hay muchos indicadores que pueden ser tenidos en cuenta y algunas teorías que utilizábamos en el trabajo día a día que permiten entender mejor su figura.

A.La edad. Creo que en ese indicador no hay duda. Se ha ido muy pronto. Los mejores siempre lideran el camino.

B.La diversidad de situaciones que le ha tocado vivir en un mundo cada día más complejo. Son tan variadas estas situaciones que exigen una mente especial para soportarlo, una capacidad de recepción y adaptación fuera de lo común. Como la que define Kaufmann en “La ciencia y el hombre de acción”.

C. Esta diversidad de situaciones le ha llevado a adquirir una capacidad de sufrimiento y, quizás como consecuencia, una gran capacidad de disfrutar de las alegrías. Su caso se ajustaba a la teoría, pero no me cabe duda que meditó sobre lo que Von Newman y luego Nash llamaron Teoría de Juegos. Frente a esas tristezas, tuvo la alegría de ver el resultado exitoso de sus acciones.

D. Fue un hombre consciente en el sentido de Locke (consciencia es la percepción de lo que pasa en la propia mente) y su comportamiento fue consecuente. Su sentido del humor fue especial, al estilo de Oscar Wilde.

E. Se vio en situaciones que prueban la Teoría del Pequeño Mundo (Rapoport, Watts, Strogate), tenía amigos en toda Europa y América Latina.

F. Intuitivamente aplicaba continuamente el Teorema de Bayes, actualizando sus opiniones en función de sus nuevas experiencias y lo aplicaba a temas tan complejos como el fútbol o la asesoría política.

                Las teorías que he mencionado vienen muy claramente explicadas en el libro de Robert Matthews, “25 Grandes Ideas” (Espasa, 2007), que animo a leer porque puede permitir partiendo de conceptos sofisticados, comprender la grandeza de la vida, de esas personas que admiramos y que se distinguieron por su sencillez y buen hacer.

 ”Buen viaje para los guerreros que han sido fieles a su pueblo…” a su familia y a sus amigos.

Marcos Magaña. Descansa en paz.

 

 

 

 

 

Medalla doctoral por mi tesis dedicada a Adolfo Suárez

Foto medallaMe enorgullece enormemente compartir con todos los que me siguen que la Fundación Ortega y Gasset me ha hecho entrega ayer de la medalla doctoral por mi tesis Elementos básicos de una campaña electoral, un trabajo en el que se combina el conocimiento teórico del arte político con un desarrollo práctico contrastado a lo largo de cuatro décadas de ejercicio profesional.

Dirigida por la doctora Margarita Márquez Padorno, mi tesis doctoral comienza con una dedicatoria a Adolfo Suárez, para quien he trabajado como asesor en las elecciones municipales de 1978 y prolongándose esta colaboración hasta la campaña electoral de 1979.

Recibir esta medalla es el broche final a un trabajo en el que he plasmado mis conocimientos como consultor con la gran carga sentimental que supone haber culminado este recorrido de la mano de grandes figuras del mundo político

In Memoriam: Michell Bongrand

michel bongrandSiempre es difícil escribir sobre una persona, pero cuando se trata de alguien tan querido como Michell Bongrand aún lo es más. Michelle Bongrand luchó con la resistencia francesa en 1942 y no ha dejado de trabajar por la democracia y la libertad durante toda su carrera. Ha recibido la Legión de Honor.

Profesionalmente fue uno de los responsables de que la primera película de 007 fuera un éxito a nivel mundial.

Junto a Joe Napolitan creó en 1968 de IAPC (Asociación Internacional de Consultores Políticos), de la cual fue el presidente durante su primer año. Hizo suya la teoría del pequeño mundo tras la creación de esta asociación, y trazó lazos con todos los rincones del planeta. Trabajó en más de 100 campañas en tres continentes y ayudó en el proceso de la transición española.

Era un “bon vivand”, un amante de los puros y de las buenas comidas. Hizo de Maxims su cantina.

De él conservo el último reconocimiento que parte de los profesionales de consultoría política le concedió, el Victory Award a toda su carrera, que tuve el placer de recoger en Washington en su nombre debido a que no pudo acudir por su enfermedad.

También tengo su libro “Le Marketing Politique”, publicado por “Que Sais-Je”. Guardo su primera edición como una joya en mi biblioteca.

Se van muriendo los mejores. Este año nos han dejado además de Michell Bongrand, Joseph Napolitan. Años antes lo hicieron Max BeauchezClift White y Joe Carrell, todos ellos expresidentes de IAPC. Ahora me toca a mi ser el decano de los expresidentes vivos.

Si a un hombre se le recuerda por sus actos, Michelle Bongrand será uno de los hombres que seguirá en nuestra memoria por los méritos tanto personales como profesionales que consiguió.

SEGUIMOS, RAFA. SEGUIMOS

Hombre de gran vitalidad, fuerza, de una ilusión y una alegría contagiosa. Inquieto, apasionado, y por supuesto amigo de sus amigos. Para que se hagan una idea de la vitalidad que desprendía Rafa les contaré que no solamente era experto en comunicación, sino que también fue un apasionado del fútbol, llegando a ocupar la presidencia del club de fútbol de Alcobendas o un amante de los toros con barrera en la Plaza de Toros de Madrid.

Trabajador incansable y con una vida amplia era también una persona de gran inteligencia y un hombre de negocios que supo crear riqueza. Ahora que me he tomado tiempo en pensar en él y en aquello que ha representado, creo que podríamos conjugar su racionamiento vital en varias teorías. La primera, íntimamente ligada a su trabajo, la teoría del pequeño mundo (Milgram: 1963) que explica que con 6 contactos se puede llegar a cualquier parte del globo, tal vez por ello fue tan prolífico en amigos.

Otra teoría que lo define bien es la denominada como Teoría del Todo (Faraday 1831 y Maxwell 1864), mediante la cual, esencialmente, podemos deducir que la información se encuentra en el centro de todo y que bien supo aplicar a su desarrollo profesional.

Y por último, la Teoría del Caos que explica que una pequeña variación en un lugar puede suscitar un gran cambio en otro.

Son tres teorías que definen tanto su trabajo como su personalidad y que nos ayudan a entenderlo y a sus amigos a seguir sus pasos.

Tuvo una vida llena de actividad, de pensamiento, de relación con su entorno y amigos. Por su aportación al mundo de los negocios tengo la certeza que la estuvo disfrutando hasta el último momento. Hay hombres que dejan huella y caminos que seguir, Rafa Lozano fue uno de ellos.

LOS ESPAÑOLES TIENEN LA ÚLTIMA PALABRA

ReyUna decisión tan importante para los españoles como la abdicación de un rey y su reemplazo por otro no debe ser tomada por una sola persona, sino por los órganos de soberanía nacional. Es el pueblo el que tiene que decidir, bien a través de sus representantes en las Cortes o mediante un referéndum, si acepta o no el relevo de Juan Carlos I por Felipe VI.

La decisión del todavía monarca ha sido un grito al aire. “Necesito recambio”, ha venido a decir con sus palabras sobre “el impulso de renovación” y la llegada de “una generación más joven”. Sin embargo, quien establece cómo debe realizarse el proceso no es el rey saliente, sino la Constitución. Y mientras esta no se cambie, hay que cumplirla.

La Carta Magna pide que la sucesión se resuelva con una ley orgánica, y sólo después quedaría aceptada la abdicación. En definitiva, se trata de que los españoles tengan la última palabra, aunque sea a través del Congreso.

Seis conclusiones del 25-M

Los españoles han infligido al PP y al PSOE un castigo aún mayor de lo esperado. A cambio, han dado su confianza a partidos que hasta ahora eran minoritarios o que ni siquiera existían cuando se celebraron las anteriores elecciones europeas.

Los resultados deben tomarse con cautela y resulta difícil extrapolarlos a unas hipotéticas generales, autonómicas o municipales, pero estas son las seis conclusiones que pueden extraerse del veredicto de las urnas:

1. Derrota del bipartidismo. El PP y el PSOE han caído desde el 81% hasta el 49%, al perder cinco millones de votos respecto a las europeas de 2009. La suma de los dos grandes nunca había sido tan baja en unas elecciones a nivel nacional.

2. Éxito de los partidos que no forman parte del sistema. IU, Podemos, UPyD y el resto de formaciones minoritarias han conseguido prácticamente las mismas papeletas que las dos siglas mayoritarias. Al mismo tiempo, han subido los votos nulos y en blanco (más de un 4% del total, frente a un 2% en 2009).

3. La izquierda sube, la derecha baja. En las anteriores elecciones, los partidos españoles de derecha con representación en la Eurocámara alcanzaron casi ocho millones de votos (50%) y 28 escaños, frente a unos siete millones (45%) y 26 asientos para las formaciones de izquierda. Esta vez se ha invertido el balance: la izquierda ha sumado casi 7,5 millones (49%) y 29 eurodiputados, mientras que la derecha ha obtenido 6,5 millones (41%) y 25 parlamentarios.

4. Fragmentación a la izquierda. El PP, pese a su caída, mantiene una cómoda ventaja sobre los demás partidos con los que compite entre el electorado de centro-derecha. En cambio, a la izquierda se ha producido una dispersión del voto tanto a escala nacional (PSOE, IU, Podemos) como autonómica (ERC, EH Bildu, Compromís).

5. Radicalización del nacionalismo. El adelantamiento de ERC a CiU, por casi 50.000 votos, anticipa un nuevo panorama político en Cataluña. También habrá que prestar atención a la situación en el País Vasco, donde EH Bildu ha cosechado 177.000 votos y se ha quedado a sólo 30.000 papeletas del PNV.

6. Fracaso de los sondeos. No es fácil acertar un resultado electoral con exactitud, pero ninguna encuesta había previsto un desplome tan abultado del PP y del PSOE y, sobre todo, nadie había anticipado la sorprendente irrupción de Podemos. El CIS le daba sólo un escaño con el 1,8% de los votos, y al final ocupará cinco asientos en la Eurocámara tras conseguir casi el 8%.

Análisis de la campaña europea (I): Entre la desconfianza y el cabreo

ELECCIONES_EUROPEASEn una campaña como la que acaba de arrancar, la información política suele provenir de las partes interesadas, sean los propios partidos o bien los medios de comunicación comprometidos con unas ideas determinadas. Todo ello dificulta el seguimiento de las elecciones y nos lleva a recordar la teoría de la reflexividad del inversor George Soros: cuando los observadores de un proceso participan en el mismo, acaban influyendo en el resultado final de tal manera que la causa y el efecto terminan por afectarse mutuamente.

Frente a esas informaciones habitualmente sesgadas, aquí abordaremos la campaña con un sistema de seguimiento que tiene como objetivo informar y opinar, pero también prever e intuir los resultados. Por supuesto, el método puede tener desviaciones, pero nuestro deseo es eliminar la parcialidad o al menos reducirla.

A lo largo de la campaña repasaremos los distintos aspectos de la misma, con el objetivo de ayudar a entender mejor unas elecciones que servirán como ensayo para las municipales, autonómicas y generales de 2015.

A. La demanda:

Comencemos este análisis echando un vistazo a la situación del electorado. Los españoles, escépticos ante una recuperación económica que todavía no ha llegado a sus hogares y cabreados con una clase política a la que observan con una mezcla de desengaño y envidia, acudirán a las urnas el día 25 (o dejarán de hacerlo) sin demasiados motivos para la celebración.

Mariano Rajoy llega a la cita como el presidente peor valorado de la democracia. Según el barómetro del CIS de abril, los ciudadanos le dan una nota de 2,29, frente al 4,79 con el que desembarcó en La Moncloa y también por debajo del 3,06 con el que José Luis Rodríguez Zapatero abandonó el poder. Pero el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, tampoco puede alegrarse mucho: a él le ponen un 2,93. Algo mejor les va a Cayo Lara (3,39) y Rosa Díez (3,88), aunque tampoco ellos alcanzan el aprobado.

Más allá del suspenso generalizado, lo más grave de los números del CIS es que el 86% dice tener “poca” o “ninguna” confianza en Rajoy. Y en el caso de Rubalcaba, la cifra se dispara hasta el 90%. ¡Qué situación la de un país en el que no se confía ni en el presidente del Gobierno ni en el jefe de la oposición!

En este contexto, es de esperar que la participación sea baja, seguramente inferior al 50% como ya ocurrió en las europeas de 2004 y 2009, e incluso podría rondar el 40% según las previsiones más negativas. También sería comprensible que los votos en blanco y nulos se hicieran notar, como una forma de mostrar el descontento generalizado. En las últimas europeas llegaron al 2%.

B. La oferta:

Frente a las demandas de los ciudadanos enfadados y desencantados con los políticos, veamos cuál es la oferta de los principales partidos de cara a la próxima cita con las urnas.

En primer lugar, los que gobiernan. Después de dos años y medio en el poder, el PP ya no puede conformarse con el discurso de la herencia recibida. Necesita vender un discurso positivo que avale su gestión, y ahí entran en juego los mensajes sobre los primeros brotes verdes de la recuperación económica. La formación que preside Rajoy anima a los suyos a movilizarse para llegar los primeros a la meta, aunque sólo sea por un voto.

El PSOE, por su parte, critica la pérdida de derechos sociales durante el mandato popular y lucha contra la idea de que los dos grandes partidos son iguales. Rubalcaba, a través de su número dos, aspira a frenar el voto de castigo que ya golpeó duramente a los socialistas en las generales de 2011.

A su izquierda, IU se centra en el sufrimiento de los ciudadanos frente a los poderosos —representados por la troika— y ofrece un discurso alternativo al bipartidismo. Habrá que ver si los ciudadanos se dejan seducir por esa oferta, como apuntan los sondeos, o si finalmente optan por el llamado “voto útil”.

En cuanto a los nacionalistas catalanes, parece claro que tanto la oferta como la demanda girarán en torno a la independencia, un debate que ha marcado la agenda política y social durante toda la presente legislatura. Al igual que en el resto del país, los asuntos de la Unión Europea ocuparán previsiblemente un papel secundario en la campaña electoral.

Dedicada a Adolfo Suárez

Sa“Acabo de conocer a un tipo que plantea el tema electoral desde el punto de vista matemático y de marketing. No le entiendo en absoluto, por eso creo que debe de ser muy bueno”. En marzo de 1977 José Mario Armero me introducía de esta manera como un incipiente consultor político al entonces Presidente de Gobierno, Adolfo Suárez.

Treinta y siete años después, ayer presenté una tesis doctoral que arranca precisamente con una dedicatoria a Adolfo Suárez al que hace un año tuve la oportunidad de presentar un primer borrador de Elementos básicos de una campaña electoral.

Mi carrera profesional está íntimamente ligada con Suárez. Con casi cuarenta años de ejercicio profesional y más de cien campañas electorales en mi haber, sigo considerando a Suárez como el mejor político para el que he trabajado y por el que he sentido más afecto personal.

Matemáticas y marketing

En 1987, la recomendación de Armero hizo que formara parte del equipo electoral que Rafael Ansón estaba preparando para Suárez.

Los métodos de prospección que empleaba -que combinaban elementos de marketing con formulaciones matemáticas- sirvieron para que acertara en los pronósticos de las elecciones del 15 de junio de 1977 con el resultado exacto de diputados para la UCD de Suárez, 167 elegidos.

Además, colaboré con Adolfo Suárez para las elecciones municipales de 1978 y, a partir de octubre de ese año, Suárez decidió que mi equipo ejerciera una labor continuada de asesoramiento que culminó con la participación en la campaña electoral de 1979.

Por recomendación de Adolfo Suárez, fui contratado por el candidato del Partido Social Demócrata de Portugal, el malogrado Francisco Sá Carneiro, que ganó las elecciones en enero de 1980 pero murió once meses después en un accidente de aviación.

Mi tesis, Elementos básicos de una campaña electoral, trabajada bajo la dirección de la doctora Margarita Márquez Padorno, es un ejercicio de erudición que combina el conocimiento teórico del arte político con un desarrollo práctico contrastado a lo largo de cuatro décadas.